Conoce el eneagrama desde gestaltexplora parte VIII Eneatipo 7 -La Gula- GestaltExplora
18813
post-template-default,single,single-post,postid-18813,single-format-standard,tribe-no-js,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Conoce el eneagrama desde gestaltexplora parte VIII Eneatipo 7 -La Gula-

DIFERENCIA ENTRE TEMPERAMENTO, CARÁCTER Y PERSONALIDAD

Hasta ahora solo había hablado de carácter y personalidad e incluso de un modo casi indistinto cuando en realidad son dos términos con significados diferentes; vamos a explicar cuáles son sus diferencias y matices. Además en esta nueva entrada del eneagrama vamos a incorporar otro concepto, «el temperamento» que me resulta importante y que precede a la personalidad y al carácter.

Ya en la entrada del E8, La Lujuria, puse un apartado explicando la constitución corporal de ese tipo caracterial. Haré revisiones posteriores de las entradas ya publicadas, actualizando el apartado de «constitución corporal y tipo de temperamento» para comprender mejor como se conforma la personalidad en cada individuo y a la armadura corporal a la que va asociada.

Para ello voy a mencionar a otro autor «Willian Sheldon», psicólogo estadounidense, creador de la teoría de los somatotipos que trata de relacionar los tipos de cuerpo con el comportamiento, la inteligencia y la jerarquía social.​ No obstante, su teoría es descartada en la actualidad por algunos investigadores. Vamos enumerar sus tipos constitucionales, basándose en el desarrollo embrionario (componente genético más el componente adquirido durante el período de gestación).

TEMPERAMENTO:

El temperamento se da en el mundo fenomenológico con una dotación genética, que llamamos parte heredada y propia, además de otra que se va adquiriendo durante la vida intrauterina. Además de la huella mnésica de las experiencias de nuestros antepasados nos influyen las experiencias sensitivas, sensoriales y emocionales de la madre en el mismo instante de la concepción y durante todo el proceso de gestación. La suma de todo esto dará lugar no sólo al desarrollo de una constitución corporal determinada sino a un temperamento concreto y cuyos tipos hablaremos ahora.

PERSONALIDAD:

La función personalidad sería la suma del componente biológico y el ambiente, es decir, la organización de las emociones, los procesos mentales (de ahí que un niño pequeño aun no haya desarrollado aún la función personalidad), y la conducta que van a determinar el comportamiento de la persona.

CARÁCTER:

El carácter sería una función de la anterior. A través de los estímulos del ambiente recibidos y las experiencias que vamos acumulando a través de la interacción con nuestro entorno, hay una tendencia o inercia para compensar algunas carencias o déficit de índole afectivo y/o emocional. Esto condiciona paulatinamente nuestro comportamiento, ya que vamos construyendo un sistema cognitivo distorsionado y al servicio del ego, que nos produce en muchas ocasiones emociones negativas y nos induce a pensar y actuar en disonancia a nuestras verdaderas necesidades.

ORGANOGÉNESIS:

Vamos a ver que correlación tiene todo esto y más en concreto «el temperamento» que es lo primero que se constituye y su relación en cuanto a la formación del cerebro.

Ectomorfismo: Este tipo constitucional tiene su base en el desarrollo de la capa embrionaria más superficial, lo que la medicina ayurveda denomina, Vata, elemento viento o éter.

Mesomorfismo: Este tipo constitucional tiene su base en el desarrollo de la capa embrionaria media, lo que la medicina ayurveda denomina, Pita, elemento fuego.

Endomorfismo: Este tipo constitucional tiene su base en el desarrollo de la capa embrionaria más profunda, lo que la medicina ayurveda denomina, Khapa, elemento agua.

ORGANOGÉNESIS

 

Hectodermo: Controlado por la corteza cerebral. La última capa desarrollada en nuestro cerebro. La capa de piel más profunda resultó ser insuficiente dando lugar a la «epidermis», que cubriera por completo a la piel. Se extendió al interior de la boca, el recto y demás órganos y cavidades. Afinó nuestros sentidos y nuestras mucosas para poder orientarnos.
Mesodermo: Controlado por la sustancia blanca. Buen desarrollo de un sistema esquelético con articulaciones y músculos prominentes para ser muy competitivos en tierra firme.

Endodermo: Controlado por el tronco central. Compartimos este cerebro más primitivo con otros seres vivos como los reptiles. Capa embrionaria de seres vivos que vivían en un ambiente acuático y necesitaban reconocer una sustancia si representaba un alimento biodegradable o un veneno (sensibilidad arcaica).

ESTRUCTURA MUSCULAR Y TEMPERAMENTO (SOMATOTIPOS)

Ectomórficos:

Son delgados, muy bajitos o muy altos, de extremidades largas y cuello largo. Denotan vivacidad en los ojos, en la nariz, la boca y las extremidades. No suelen ser muy musculosos y les cuesta coger peso. Sus intestinos son débiles y les cuesta asimilar los nutrientes. Su pelo es fino a veces seco, las uñas blanquecinas y manos de pianista.

Su fuerte es el sistema nervioso periférico y siempre están alerta y en observación.

Hacen contactos esporádicos, estableciendo relaciones y abandonándolas. Despiertos, atentos, cautelosos, sensibles, tímidos y furtivos. Quieren atención, pero se sienten agobiados cuando reciben demasiada.

Al igual que les cuesta digerir alimentos, asimilan demasiados conceptos y se desbordan. La información es su elemento pero no les llena. Su cuerpo largo está lleno de energía nerviosa y sus sentidos arden con intensidad. Se abren para mostrar amor con cautela a la vez que se resisten tenazmente. No son intrusivos y acogen al otro en su interior por medio de la escucha activa. Son los más flexibles y adaptables al cambio, aunque su primera reacción a lo nuevo sea el miedo.

Como hemos visto antes lo controla la capa más externa y última en el desarrollo del cerebro, el neocórtex y por ello predomina en ellos el centro intelectual y su principal elemento es el «viento».

Mesomórficos:

Son musculosos, cuadrados, de piernas y brazos cortos, pecho grande, así como el corazón y los huesos. Son activos orientados a la acción y a la aventura, entusiastas y guerreros combativos, siempre en busca de una visión propia. Quieren estar al servicio, pero no ser esclavos. Son confrontadores y al mismo tiempo relegan a los demás el papel de «recibir la ayuda». Se relacionan en términos de poder y confrontación. Ganar, perder o retirarse, actuando mediante el reto y el atrevimiento. Necesita otro con quien luchar y revelarse, así como un diálogo con el que probar su fuerza. A diferencia de los ectomórficos quienes se vinculaban y contactan con el otro a través de la escucha activa, los mesomórficos expresan su amor a través de actos físicos, energía muscular y entusiasmo; prestan su cuerpo, dan su experiencia y comparten sus acciones. Su estrategia de defensa es un buen ataque; dejan de un lado el romanticismo y la intimidad y se vuelcan en la obligación y en el quehacer. Su principal elemento es el «fuego».

Endomóficos:

Son personas grandes, con mucho abdomen y órganos digestivos de gran volumen, con forma de pera, grandes pectorales y pelvis ancha.

Intentan incorporar a los demás y hacerles parte de sí mismos. Ven las relaciones como cambiantes, sin ganar o perder. Son sociables, pacientes y buenos cuidadores. Tienen una presencia poderosa y pueden aguantar largos períodos de actividad físicas si superan su pereza para comenzar a realizarla.

Encuentra placer con la presencia de los demás y expresan su necesidad de amar de manera natural, invitando a otros a hacerlo. Entienden el amor como una necesidad de sentirse queridos y conectados. Su presencia de acción es lenta pero dominante inquietando a los mesomórficos y es antagónica con los ectomórficos que se sienten abrumados.

Es un comportamiento mal visto socialmente en hombres ya que es contraria a los valores del «macho ideal» que no está bien que denote amor y compasión.

Pueden llegar a ser invasivos y demandar que se les sirva. Cuando no hay nadie que les cuide se sientes amargados y traicionados y tienden a una excitación sexual informe y exagerada.

Les suele costar decir que «no» por evitar el conflicto, pero harán lo que quieran de todas formas.

Su pricipal elemento es el «agua».

ENEAGRAMA VS DSM:

Trastorno Bipolar o Maníaco depresivo – DSM-5

Episodio maníaco.

A. Un período bien definido del estado de ánimo anormalmente y persistentemente elevado, expansivo o irritable, y un aumento anormal y persistente de la actividad o la energía dirigida a un objetivo, que dura como mínimo una semana y está presente la
mayor parte del día, casi todos los días.
B. Durante el período de alteración del estado de ánimo y aumento de la energía o actividad, existen tres (o más) de los síntomas siguientes (cuatro si el estado de ánimo es sólo irritable) en un grado significativo y representan un cambio notorio del comportamiento
habitual:
1. Aumento de la autoestima o sentimiento de grandeza.
2. Disminución de la necesidad de dormir (p. ej., se siente descansado
después de sólo tres horas de sueño).
3. Más hablador de lo habitual o presión para mantener la conversación.
4. Fuga de ideas o experiencia subjetiva de que los pensamientos
van a gran velocidad.
5. Facilidad de distracción (es decir, la atención cambia demasiado
fácilmente a estímulos externos poco importantes o
irrelevantes), según se informa o se observa.

6. Aumento de la actividad dirigida a un objetivo (social, en el trabajo o la escuela, o sexual) o agitación psicomotora (es decir, actividad sin ningún propósito no dirigida a un objetivo).
7. Participación excesiva en actividades que tienen muchas posibilidades de consecuencias dolorosas (p. ej., dedicarse de forma desenfrenada a compras, juergas, indiscreciones sexuales o inversiones de dinero imprudentes).
C. La alteración del estado del ánimo es suficientemente grave para causar un deterioro importante en el funcionamiento social o laboral, para necesitar hospitalización con el fin de evitar el
daño a sí mismo o a otros, o porque existen características psicóticas.

D. El episodio no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento, otro tratamiento) o a otra afección médica.

Episodio de depresión mayor.

A. Cinco (o más) de los síntomas siguientes han estado presentes durante el mismo período de dos semanas y representan un cambio del funcionamiento anterior; al menos uno de los síntomas es (1) estado de ánimo deprimido o (2) pérdida de interés o de placer.
1. Estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, casi todos los días, según se desprende de la información subjetiva (p. ej., se siente triste, vacío o sin esperanza) o de la observación por parte de otras personas (p. ej., se le ve lloroso).
(Nota: En niños y adolescentes, el estado de ánimo
puede ser irritable.)
2. Disminución importante del interés o el placer por todas o casi todas las actividades la mayor parte del día, casi todos los días (como se desprende de la información subjetiva o de la observación).
3. Pérdida importante de peso sin hacer dieta o aumento de peso (p. ej., modificación de más del 5% del peso corporal en un mes) o disminución o aumento del apetito casi todos los días. (Nota: En los niños, considerar el fracaso en el aumento del peso esperado.)
4. Insomnio o hipersomnia casi todos los días.
5. Agitación o retraso psicomotor casi todos los días (observable por parte de otros; no simplemente la sensación subjetiva de inquietud o enlentecimiento).
6. Fatiga o pérdida de la energía casi todos los días.
7. Sentimientos de inutilidad o de culpabilidad excesiva o inapropiada (que puede ser delirante) casi todos los días (no simplemente el auto-reproche o culpa por estar enfermo).

8. Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o de tomar decisiones, casi todos los días (a partir del relato subjetivo o de la observación por parte de otras personas).
9. Pensamientos de muerte recurrentes (no sólo miedo a morir), ideas suicidas recurrentes sin un plan determinado, intento
de suicidio o un plan específico para llevarlo a cabo.

B. Los síntomas causan malestar clínicamente significativo o deterioro
en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.
C. El episodio no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una
sustancia o de otra afección médica.

 

 

ENEATIPO 7

El rasgo E7 convierte la mierda en nata a diferencia del E4. Es de mucho comer, pero no de pavo trufado. Son ávidos en nutrirse de todo. Desde la gula hay una insatisfacción, pero en el (+) más siempre ve donde hay más para satisfacerse. La evitación es huir del dolor, lo fóbico, lo frustrante. Este estilo de personalidad destaca por la búsqueda constante del placer, la aventura, intensidad y diversidad. Le cuesta afrontar las situaciones dolorosas o tediosas de la vida e intenta evadirse del aburrimiento y del dolor, manteniendo altos niveles de excitación, realizando muchas actividades al mismo tiempo, estando siempre en movimiento y dejando múltiples opciones abiertas. La frustración de este subtipose esconde tras un entusiasmo que le incita a hacer muchas cosas para mantener dicha frustración fuera de la conciencia. Son acciones que no se consuman en compromiso alguno, como la mariposa que va de flor en flor pero no se queda demasiado tiempo. Son devoradores como los E8, pero más simpáticos. Hay en ellos algo de egocentrismo aunque no tan manifiesto como en otros egotipos, por lo sublime y extraordinario de su discurso; además que tienden a someter sibilinamente al otro en sus relaciones con una actitud de sutiles manipulaciones. Te piden y/o te proponen cosas que terminas haciendo tú. El E7 es un rasgo intelectual, pertenece a la triada de la cognición. Un E7 sería Don Juan Tenorio que mariposea de flor en flor, pero sin compromiso y con muy buen rollo. Los E7 se han quedado anclados en su infancia, como Peter Pan que, ante las ventajas de haber sido un niño, decidió no crecer, tienden a buscar ese paraíso perdido. El E7 es idealista y no se considera responsable de los fracasos. Ellos al igual que los E4 son propensos a las adicciones. Su carácter ciclotímico puede pasar por fases maníacas que hacen especialmente complicado el trabajo terapéutico mientras se encuentran en esta fase.

Ya conocemos los distintos somatotipos y los E7, similar a los conocidos rasgos rígidos E1, E2, E8, se caracterizan por tener el cuello alargado y se pueden concentrar tensiones en la nuca, cuya explicación puede darse por su tendencia a controlar emociones. Ya hemos hablado de la seducción de los E7 y E2 y eso les hace utilizar mucho los brazos como medio de expresión, creatividad y contacto, más que a una entrega amorosa real. A diferencia del E5, E1 y E8 que presenta una armadura más espigada y rígida (forma de viga), en el E7 y E2 suelen ser algo más redondeados. Podríamos decir que el E7 es ectomorfo con algo de mesomorfismo por su tendencia a estar más en el campo de la acción, aunque sea desde un plano más intelectual. Por ello podemos observar armaduras de rasgos E7 y E2 que a priori nos cueste ver donde exactamente se concentran las tensiones y los cortes de energía, con una expresión facial más suave y cálida que los E1 y E8.

Peter Pan, Jim Carrie, serían rasgo 7. Una canción que podría definir bastante bien este rasgo sería la canción de Tequila «Salta conmigo».

RELACIONES

Una relación o similitud que encontramos con el E7 es en la “planificación” muy presente también en los rasgos E1 y E3. Pero más que la planificación en sí es un manipulador de palabras excediendo los límites de su conocimiento. Izacho no obstante llamó a la fijación del E7 «charlatanismo».

Tanto en el E7 como en el E5 existe una arrogancia que en el caso de este último está más encubierta y su discurso está mucho más contenido que en el E7, manifestando éste buenas dosis de autoconfianza y arrogancia.

Es el más activo de la triada del pensamiento, eso sí, el más activo comparándolo al E5 y E6, incluso parecen ser personas muy activas. Pero esta actividad no tiene una función operativa en cuanto a la obtención de objetivos, sino más bien un sentido más idealista, por lo tanto su cabeza suele estar por las nubes mientras la vida pasa inadvertida.

No se puede establecer un paralelismo muy directo entre el E3 y el E7, pero hay en ellos un mecanismo subyacente que les lleva a reprimir y evitar el dolor. Esto tiene una contraindicación y origina un empobrecimiento de la experiencia. Se enfrentan a ello de forma distinta, optando el E7 en la búsqueda del placer y el E3 con el éxito como principal estímulo. Ambos son extremadamente narcisistas y arrogantes.

Otra relación la sacamos como he mencionado antes es con el E2, ambos son de expresión suave, afable, amable y con facciones menos rígidas que el E1 y E8. También tienen un cuerpo más redondito y sin tensión aparente. Ambos son muy seductores aunque lo hagan desde centros distintos; el E2 lo hace desde una sensación de falsa abundancia y su necesidad de evocar emociones por el miedo a no sentir, mientras que el E7 lo hace desde un plano intelectual.

ALAS

Vemos un paralelismo en el E7 con su vecino el E8 en cuanto a la insaciabilidad y el estar en la acción. Eso sí, el E7 es más afable, simpático y sociable. A diferencia del E8, el E7 cuando se sacia, por lo general fácilmente,  puede incurrir en aburrimiento llevándolo a estados de tristeza e irritabilidad. De hecho su impulsividad se convierte en la principal gasolina de la búsqueda de lo nuevo, sin que el intelecto o la moral puedan mediar en sus acciones. Luego pueden abandonar el proceso con la misma frialdad que como iniciaron dicho movimiento.

Se caracterizan el E7 y el E8 por su impulsividad, siendo la del E8 dura, mientras que la del E7 es más suave. En cualquier caso ambos tienen empañados sus sentimientos y su capacidad de deliberación.

Ya dijimos que el E8 es posiblemente sea el eneatipo que más viva el aquí y ahora. Nuestro E7 es principalmente futurista, ya que goza de una habilidad cognitiva de anticiparse a lo que acontence, como una facilidad ir más allá ante cualquier asunto que los demás.

Como ala del E6, este tiende a tener una relación ambivalente con la autoridad, la reconoce e incluso encuentra su seguridad básica en ella, aunque si no recibe la protección que demanda puede rebelarse contra ella. Nuestro E7 directamente comprende que no hay ninguna autoridad buena, aunque su optimismo y permisividad le hace ser especialmente diplomático en vez de ofrecer oposición. El E7 se vive igualitario en un mundo sin mandos.

OPUESTOS

Como rasgo intelectual a diferencia del E8, el E7 es más sociable, campechano y sensible y su intensidad se centra en lo nuevo, lo diferente, lo extraordinario y en un optimismo que no decae a pesar de lo contrario que sea su realidad. Como buen charlatán es un buen orador y embauca principalmente a través de la palabra y sus dotes oratorias.

Una diferencia con respecto al E5 es que en este coexisten sentimientos de superioridad con otros bastante mayores de inferioridad. En el caso del E7 estos sentimientos de inferioridad están más ocultos otorgándole a su carácter buenas dosis de arrogancia.

El E5 parece un tipo patoso, rígido y cargado de tensión, mientras que el E7 adopta una postura más segura, desenfadada y relajada.

A diferencia del E6, al E7 no le importa tanto lo que piensan los demás, dando como resultado un carácter menos proyectivo y su actitud defensiva resulta casi transparente.

INFANCIA

El E7 a diferencia de nuestro E4 oral-agresivo, tuvo un amamantamiento feliz. Al igual que sucediese con el E4, al goloso también sufrió una expulsión del paraíso pero en una etapa más tardía. Se produce como situación característica en este tipo de rasgo una niñez temprana feliz a una situación menos dichosa en la vida. Pueden haber sido criados por los progenitores y a una edad temprana la tutela o el cuidado haber pasado a un familiar secundario como un tío o una tía. Haber estado bajo una actitud hiperprotectora de los padres y el comienzo de la etapa escolar haber supuesto un shock importante para el niño. Pueden también haber tenido un padre o una madre autoritario, cuya reacción en el niño fue la de una suave rebelión. Por ejemplo padres de carácter E1 (iracundos) que hicieron entender al futuro E7 que cualquier autoridad es mala. De ahí que el E7 se viva igualitario y no suela aceptar ningún tipo de autoridad. No suelen confrontar y desde una actitud de indulgencia han ido capeando el temporal ante esa actitud implacable y pudiendo salirse con la suya haciendo finalmente lo que les ha dado la gana. Desde esa angustia temprana por dichas posibles circustancias se fueron aferrando a la idea de que los juguetes, el acercarse a aquellas personas gratificantes, experiencias estimulantes y sobre todo una hiperactividad mental imaginando paraísos y realidades paralelas, es lo que les ha ido alejando del foco del dolor haciéndose fóbicos a sentir y conectar con su angustia.

INSTINTOS

  • CONSERVACIÓN

Demuestra una gran astucia como un zorro listo que barre para casa y arrima el aspa a su sardina. Se tienden a agrupar pero no por socializarse, sino por obtener beneficios y por intereses propios. Lo que es bueno para Dios es bueno para el convento. No dejan pasar oportunidades y son buenos para los negocios. A este subtipo lo vamos a llamar “FAMILIA”.

  • SOCIAL

Usa sus habilidades es para con los demás. Su gula se satisface haciendo algo por los otros. La gula se transforma en ideales. Son más introvertidos, más serios, hacen menos bromas. A este subtipo le vamos a llamar “SACRIFICIO” por el esfuerzo que hacen para obtener la imagen social que desean. En este subtipo la rebeldía está muy presente, pero no va más allá de las críticas al modelo establecido que le convierte más en un ideólogo que en un activista involucrado y comprometido.

  • SEXUAL

Está imaginando mundos donde poder vivir y encuentra la parte positiva de las cosas. Entusiasta de poder vivir de los ideales y tienen pasión por lo extraordinario. Es el más optimista de los E7. Lo doloroso lo transforma en placentero, convierte la mierda en nata a diferencia de los E4. Los E4 y los E7 forman una polaridad. A este instinto lo vamos a llamar “CHARLATÁN”.

AJUSTE DINÁMICO

Tanto en la versión más neurótica (flecha roja), como en la menos neurótica (flecha verde), no quiere decir que el eneatipo 7 se vaya a convertir en un E1 o en un E5 respectivamente. La estructura de la personalidad puede ser más o menos flexible, pero nunca cambia de forma. Un eneatipo nunca se podrá convertir en otro. La flecha sólo representa el significado de «inercia»: Propiedad que tienen los cuerpos de permanecer en su estado de reposo relativo o movimiento relativo. Es decir, podemos estar moviéndonos en unos márgenes relativos de neurosis siendo mayor si la inercia del comportamiento se dirige a un eneatipo 1 y siendo menor si la inercia se orienta hacia el eneatipo 5.

Su peor versión (más neurosis)

Cuando se siente estresado, el E7 se mueve hacia el E1. Comienza a tomarse más en serio sus propósitos desde una perspectiva rígida, perfeccionista e intransigente, que termina por provocarle frustración al no alcanzar las metas propuestas.

Se impacienta y es capaz de criticar duramente a quienes no siguen su ritmo, haciendo a veces apología de sus propias ideas y arremetiendo contra quienes no opinan igual, tornándose más insensible y frío.

 

Su mejor versión (menos neurosis)

Cuando tiende a la integración, el E7 se va al E5 y, de esta forma, consigue vivir cada experiencia de forma más profunda y pausada. Interrumpe su continuo saltar de rama en rama para permanecer centrado y con mayor sobriedad.

Llega a darse esta integración debido a que el entusiasta comienza a des-identificarse de su mente, trascendiendo sus propios procesos mentales idealistas y permitiéndose disfrutar y profundizar en el presente, en lugar de indagar en las diversas posibilidades del futuro.

No hay comentarios

Deja un comentario

Share This